Cómo Instagram está cambiando la manera en la que viajamos

Instagram no solo está cambiando nuestra forma de viajar, sino que también está haciendo que los destinos cambien geológicamente.

0
96
views

En Octubre de 2018, una pareja murió al despeñarse en el Parque Nacional de Yosemite, justo un mes después de que una joven muriera al caer desde una cascada en el mismo parque. En julio de 2018, un turista americano cayó desde un lugar famoso en Sydney donde observar ballenas, solo seis semanas después de que otro hombre cayera en el mismo lugar. Todas estas muertes, junto con las más de 250 que han sucedido desde 2011, ocurrieron mientras alguien trataba de hacerse un selfie. Se ha creado incluso una página en Wikipedia para llevar un registro de las mismas.

Desde que apareció en octubre de 2010, Instagram ha transformado la manera en la que muchos de nosotros viajamos. Seguro que te ha pasado a ti también: vas de vacaciones a ________ (rellena con el destino que quieras) y has visto en Instagram un lugar en el que puedes encuadrarte de manera romántica, dejando ver el precioso fondo de un sitio exótico, solo para ti, con un gesto de deambular por la vida. Así que allá que vas: encuentras el punto estratégico donde hacerte la foto. Lo que no te habían contado es que también verás una cola de 20 personas esperando a hacerse exactamente la misma foto que quieres hacerte tú. Esas personas quedarán estratégicamente encuadradas fuera de tu foto y de la de todos los que han ido al lugar. Pero nadie habla de esto.

Tratando de hacerte una foto diferente frente al Taj Mahal, pretendiendo que puedes disfrutar de tu espacio, cuando en realidad miles de personas hacen lo mismo. Foto: @_tra_lara_

Hace cinco años se podía llegar desde el aparcamiento hasta lo alto del mirador en Yosemite y tener las vistas casi para ti solo, ya que había unos 100 visitantes al día en verano. Ahora, por la popularidad del lugar en Instagram, se estima que lo visitan 10.000 personas al día. Hasta junio de 2018 no había una valla para proteger de la posible caía, pero incluso con la valla una niña de 14 años murió al caer en diciembre de 2018.

Trolltunga es otro de esos lugares que han crecido en popularidad. La formación rocosa en el Lago Ringedalsvatnet en Noruega, solía ser un destino raro, pero ahora que la lengua de piedra está en todas partes en Instagram se ha convertido en una gran atracción turística.

Visitar el Lago Glaciar Jokulsarlon en Islandia era una aventura, en la que para llegar era raro que te cruzaras con algún coche en la carretera. La última vez que lo visité, hace unos tres años, había caravana en los alrededores, ya que el puente cercano no estaba pensado para acomodar tanto tráfico sobre ruedas.

Puedes encontrar historias así en todo el mundo, lo que lleva a plantearse el destino de ciertos paisajes que están recibiendo más y más turistas cada año.

Encuestas del año pasado sugieren que el 30% de nosotros hemos visitado algún lugar simplemente para hacerle una foto y ponerla en Instagram (el grupo de edad que más hace esto son los de 25-34). Y una encuesta hecha por Decathlon el año pasado sacó a la luz que el 37% de quienes tienen entre 18 y 35 años buscan ofertas de trabajo que les hagan viajar, en parte como una manera efectiva económicamente de impulsar su perfil en Instagram.

Actualmente se utilizan términos como ‘instagrammable’ para definir destinos — vemos artículos donde se nos muestran los restaurantes/cafes/bosques/hoteles más instagrammables del momento. Así mismo, el ejército de figuras en redes sociales que se hacen llaman ‘influencer’ usan sus perfiles (previo cheque en mano) para promover ciertos destinos.

Sin ningún status de instagrammer, influencer o nómada digital, simplemente como una persona que ama viajar por motivos más allá de los que siempre se habla, creo que seguir unas pautas básicas pueden evitar que caigas en el lado más feo de las redes sociales:

  • No te hagas fotos donde todo el mundo se las hace: si echas un vistazo a @insta_repeat verás lo que el resto del mundo hace en Instagram, así que inspírate para hacer algo diferente! Además, intenta hacer algo positivo por los lugares que visitas.
  • No pongas en juego tu vida: no merece la pena arriesgarla por una foto extrema. Parece obvio, pero cuando te hagas un selfie mira detrás de ti!
  • Mira donde pisas: piensa dos veces antes de caminar en lugares bonitos o salirte de rutas marcadas. Reflexiona en tu huella de carbono. No dejes basura, no cojas flores ni recolectes souvenirs, deja a la fauna salvaje tranquila, y deja los lugares igual o mejor que los encontraste para la siguiente generación.
Photo by Jake Ingle on Unsplash.Inspirado en el artículo publicado en National Geographic Traveller (UK) en marzo de 2019.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here