Consejos básicos para iniciarse a hacer trekking

Para muchos (entre los que me incluyo), unas vacaciones no están completas si no se exploran espacios desconocidos a pie. Hay una subespecie de viajeros que planean sus escapadas en función de las actividades al aire libre que se pueden hacer, y normalmente hacer algo de senderismo es una de las mejores actividades.

0
99
views

Aventurarse a hacer senderismo ofrece lo que los trabajos normales de oficina no: vistas impresionantes, tiempo de desconexión tecnológica, y ejercicio. A pesar de todo, si no se es precavido o se siguen unas pautas básicas nuestra aventura puede hacernos sentir miserables — o incluso en peligro —. Si estás buscando reconciliarte con la naturaleza o salir a andar por primera vez, presta atención a los siguientes consejos:

#1. Infórmate sobre el nivel de dificultad del camino, y no subestimes la subida en altitud

Investiga sobre tu ruta antes de ir, y sé honesto contigo mismo sobre tu nivel físico y tu capacidad técnica. ¿Eres un principiante que va a hacer un trekking de nivel intermedio? Puede que seas un ávido yogi, pero ¿mantendrás tu fuerza y resistencia yendo por caminos montañosos difíciles? Comenzar con rutas más fáciles no es sólo lo más seguro y sabio, sino que hará que disfrutes más de la experiencia.

Cuando busques información para tu próxima aventura, fíjate no sólo en la distancia sino en la elevación del terreno. Una ruta de 8km. no parece muy complicada, pero si le añades 1.000 metros de subida es una historia completamente diferente.

2. Compra una bolsa de hidratación

El mundo de los accesorios de trekking y aire libre es enorme. Pero si hay una cosa que es fundamental, es una bolsa de hidratación. Las botellas o cantimploras pueden no ser suficientemente grandes para que te duren un día entero; una bolsa de hidratación por el contrario se coloca en la mochila y puede portar varios litros para recuperar lo que pierdas sudando mientras caminas todo el día. Vienen con un tubo, lo que elimina la molestia de tener que parar, sacarla de la mochila, beber y volverla a meter cada vez que quieras un trago. Además cuando están vacías no ocupan nada.

3. Ni se te ocurra usar calzado nuevo

Ponerse un nuevo par de botas la mañana en la que planeas hacer senderismo es una mala idea. Arriesgas que tus pies se llenen de ampollas y que te pases la mitad del camino con dolor y rozaduras, por lo que no disfrutarás de tu caminata. Utiliza tu calzado varias veces antes de utilizarlo para irte de trekking para asegurarte que no te va a hacer daño.

4. Haz fotos de los mapas de camino que te encontrarás a tu paso

Cuando veas un mapa, hazle una foto. Haz esto incluso si tu grupo ha hecho la ruta anteriormente, e incluso si la ruta parece súper fácil. Perderse es, como poco, una experiencia frustrante. Los errores de navegación pasan incluso a los más experimentados — y especialmente a principiantes. Hacer esa foto te roba dos segundos, pero puede salvarte el día más adelante.

5. La crema solar es fundamental

Da igual si la temperatura es fresca o si el día pinta nublado: ponte crema solar. Las quemaduras solares pueden ser frecuentes — especialmente cuando se hace trekking a gran altura en las montañas. Ponerse factor solar es una medida preventiva que todo amante de pasar tiempo al aire libre debería hacer. Y, por supuesto, los efectos dañinos del sol a largo plazo son algo a tener en cuenta para la gente que pasa mucho tiempo bajo los rayos del sol. Establecer rutinas para aplicarte la crema solar es uno de los consejos básicos que pueden marcar la diferencia cuando eres un principiante. Por cierto, cuando sudas, la crema solar puede bajar de las cejas a los ojos. Para evitar que te piquen utiliza en la cara crema solar específica para esta zona, y llévala siempre en tu mochila.

6. Acepta el destino de tus pies: ensúciate

A menudo los principiantes intentan pasar de puntillas alrededor de un charco de barro o caminar sobre pequeñas piedras en laderas. Olvídate de esto. Ve con el calzado adecuado (y cambios de calzado y calcetines si es necesario) y ensúciate los pies. Cuando se hace trekking ensuciarse es inevitable. Intentar evitar un poco de barro o agua va a hacer que te compliques tú solo. Truco de pros: lleva un par de chanclas en tu mochila para ponerte al acabar el trekking. Tus pies lo agradecerán.

7. No seas perezoso y ponte la alarma pronto por la mañana

Este consejo es exclusivamente para ser prácticos. Planear una ruta por la mañana asegura que el grupo pueda caminar al ritmo deseado sin tener que preocuparse por la puesta de sol. De todos modos, siempre asume que vas a tardar más de lo previsto. Las condiciones del camino pueden ser difíciles o más técnicas de lo esperado. El grupo puede perderse. Empezar la ruta pronto por la mañana es importante por esto, además de que comenzar a andar antes de que el sol pegue mucho minimizas las posibilidades de sentirte exhausto.

Photo by rawpixel on Unsplash

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here